Población de Cajamarca, Ica y Cusco participó en simulacro nacional multipeligro

Autoridades y pobladores de las ciudades de Cajamarca, Ica y Cusco participaron anoche de manera activa en el Simulacro Nacional Multipeligro 2022, el tercero y último del año, para evaluar la capacidad de respuesta ante la ocurrencia de un fenómeno natural como sismos, tsunamis, huaicos, aluviones y otras emergencias características de cada localidad.

Cajamarca

Un total de 40 viviendas destruidas y 16 personas heridas, auxiliadas por los Bomberos, Policía Nacional y el Ejército, siendo trasladadas a diversos nosocomios de esta ciudad, fue el saldo de la fuerte lluvia registrada en Cajamarca en el Simulacro Nacional Multipeligro que se realizó anoche en todo el país.

La zona más afectada fue Santa Elena –Calispuquio (parte alta de la ciudad de Cajamarca) donde las entidades de atención de emergencia reportaron 5 kilómetros de tubería averiada. “No se ha reportado fallecidos porque las familias han sido rescatadas a tiempo”, informó Tulio Guillén Shen, subgerente de Defensa Civil de la municipalidad de Cajamarca.
En declaraciones a la Agencia Andina, el funcionario destacó la participación de las instituciones de primera respuesta como la Policía Nacional, Bomberos, Ejército del Perú, Indeci, Samu, Diresa, Gobierno Regional de Cajamarca, Municipalidad Provincial de Cajamarca y clínica Limatambo; además de la masiva respuesta de la población.
Comentó que la fuerte lluvia se había pronosticado desde muy temprano en esta región a través del Centro de Operaciones de Emergencia Regional (Coer) y en Cajamarca la zona más afectada fue Santa Elena –Calispuquio, que ha sido el punto focal de reunión de las instituciones de primera respuesta.
El 95 % de la población de este sector participó en el simulacro multipeligro con sus dirigentes de la junta vecinal y rondas campesinas. “Si bien es cierto no es una participación al ciento por ciento, el compromiso de la población va en aumento”, indicó Guillén, al incidir que este simulacro deja muchas enseñanzas y se debe trabajar en zonas que necesitan capacitación y adiestramiento.

Además de la lluvia, Cajamarca ha tenido presencia de sismos en los primeros meses del año. “Es importante conocer los peligros con que convivimos. Se ha registrado inundaciones por fuertes lluvias, granizada y vientos el pasado 12 de octubre. Quince viviendas fueron inundadas en la parte baja de la ciudad”, acotó.
Frente a esta situación, el funcionario señaló que la población es la primera en responder ante cualquier tipo de emergencia, luego le toca asumir su rol a las instituciones. “Es importante contar con la mochila de emergencia que nos puede salvar de una necesidad. Esto es responsabilidad de cada jefe de familia”, subrayó.
Deslizamientos e inundaciones
Yesenia Maza Idrogo, representante de la oficina de Defensa Nacional del Gobierno Regional de Cajamarca, informó a la Agencia Andina que eligieron para el simulacro las intensas lluvias y sus peligros asociados como huaicos, inundaciones y deslizamientos que pueden ser común en esta región.
Recordó que en marzo de este año, las fuertes precipitaciones afectaron esta región dejando un saldo 9 personas fallecidas, 558 viviendas afectadas, 185 inhabitables y 721 damnificados, y se declararon en emergencia a 81 distritos.

Comentó que el punto de concentración del simulacro fue en Santa Elena porque en la parte alta se encuentra la quebrada Calispuquio y es propensa a desbordar y causar inundaciones. “Tenemos zonas de deslizamientos activos y Calispuquio es un sector de riesgo a deslizamientos e inundaciones de viviendas”.
Al resaltar la participación y organización de la población, Yesenia Maza incidió que los simulacros son importantes porque permiten estar preparados y saber actuar en caso ocurra una emergencia real. “La población de Calispuquio está preparada, sabe a dónde tiene que evacuar en caso de emergencia”, puntualizó.

Simulacro en Ica

Un total de 715 personas damnificadas y 153 viviendas destruidas dejó el simulacro de sismo de magnitud 8.8 con epicentro a 80 kilómetros al oeste del distrito de Ancón en la provincia de Lima y que afectó las cinco provincias del departamento de Ica.

Con el ulular de las sirenas a las 20:00 horas, los vecinos de las tres asociaciones de viviendas del sector de Tierra Prometida participaron de forma ordenada del tercer Simulacro Nacional Multipeligro.
Tras el “sismo”, los vecinos de las asociaciones de vivienda Las Dunas de Santa Rosa, Las Dunas de Carhuaz y Sol de Lomas salieron en búsqueda de los heridos y rescataron a varias personas que sufrieron daños tras poner a buen recaudado durante el movimiento telúrico.
Al local comunal de Las Dunas de Santa Rosa se trasladaron 20 heridos para que reciban los primeros auxilios y los de mayor gravedad sean traslados a los nosocomios más cercanos.

Los vecinos de las tres asociaciones de viviendas fueron capacitados durante un mes en la búsqueda y rescate de heridos por los efectivos de la Unidad de Rescate del Frente Policial Ica para que estén preparados y puedan ayudar a la población en un eventual terremoto.
Posteriormente las diferentes autoridades se reunieron en el Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER) para evaluar los daños que dejo el “sismo” de magnitud 8.8.
La provincia de Chincha fue la más afectada al reportar 689 damnificados, 1254 personas afectadas, 123 viviendas destruidas, 120 viviendas inhabitables, 268 viviendas afectadas y puesto de salud afectado.

Este tercer Simulacro Nacional Multipeligro tuvo como objetivo es evaluar las capacidades de acción y respuesta de la población ante un posible terremoto de gran magnitud.

En Cusco

En la Ciudad Imperial se vivió con gran realismo el Simulacro Nacional Multipeligro, el tercero del año. En Cusco se simuló un sismo de magnitud 7.4 que tuvo como epicentro la falla de Tambomachay.

De acuerdo al reporte de daños preliminares en la provincia del Cusco, se registró cerca de 8,000 fallecidos; en tanto, se diagnosticó más de 7,000 viviendas afectadas.
El simulacro contó con la participación activa de instituciones de primera respuesta, siendo presidida por el alcalde del Cusco, Victor Boluarte Medina, quien convocó a la población a sumarse permanente de estas labores preventivas, en otro momento ponderó la participación de la población y establecimientos comerciales adyacentes a la plaza de Armas.

Agentes policiales, miembros del Ejército del Perú y bomberos fueron los protagonistas del ensayo, y actuaron con gran profesionalismo ante la emergencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: