¿Por qué Chile se suma al auge mundial de la ultraderecha en la carrera presidencial?

Estados Unidos, Brasil, España, Hungría, Francia y, ahora, Chile. El país sudamericano no se libra del auge mundial de la ultraderecha, que por primera vez en mucho tiempo tiene posibilidades de llegar a La Moneda, sede presidencial.

El responsable es José Antonio Kast, un ultraconservador con un duro discurso antiinmigración, a quien los sondeos colocan como uno de los dos favoritos en los cruciales comicios del próximo domingo, en los que se elegirá al sucesor de Sebastián Piñera.

En menos de dos meses, Kast ha logrado duplicar sus apoyos hasta ubicarse por encima del 20% en intención de voto y situarse como la segunda o incluso la primera preferencia en algunas encuestas, por delante del otro favorito, el diputado izquierdista Gabriel Boric.

Ninguno lograría imponerse en primera vuelta y tendrían que medirse en el balotaje del 19 de diciembre, pero su fulgurante ascenso polariza unas elecciones vitales en Chile, un país que no se ha recuperado todavía de la grave crisis social de 2019 y donde está en curso la redacción de una nueva Constitución.

Fuera de Chile, los apoyos de Kast fan del estadounidense Donald Trump y el brasileño Jair Bolsonaro no son pocos: el exparlamentario forma parte del Foro de Madrid, un espacio “anticomunista” creado recientemente por el partido Vox, la tercera fuerza en el Congreso de España, y que busca posicionarse en la región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: