Procuraduría pública especializada en delitos de corrupción de Cajamarca da detalles de sus actuados en el periodo de pandemia

En el transcurso de la pandemia por el COVID-19 que ha afectado no solo a la región de Cajamarca, el Perú y el mundo los operadores de justicia no han tenido tregua especialmente el sistema anticorrupción, específicamente la Procuraduría Pública Especializada en Delitos de Corrupción de Cajamarca a cargo del Dr. Carlos Alberto Oblitas Salazar, el cual se mantuvo más que nunca alerta como fiel centinela de las arcas estatales y por ende el erario nacional, ante las adquisiciones de accesorios de bioseguridad, vacunas, material médico, insumos médicos, etc.

Lo cual se vio reflejado en las 29 denuncias presentadas durante la cuarentena por actos irregulares en perjuicio del estado, las mismas que a la fecha vienen acoplando mayor información por parte de la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Cajamarca. De igual forma se trabajó de forma conjunta con el Gerente Regional de Control y los jefes de las Oficinas de Control de las Instituciones Públicas Adscritos a la Contraloría General de la República, a fin de realizar actos de prevención o de accionar los actos procesales en defensa del estado.

Por otro lado, la Procuraduría Pública Especializada en Delitos de Corrupción de Cajamarca, ha requerido medidas cautelares de distinta índole sobre bienes mueble e inmuebles de los procesados entre los años 2020 y 2021 cuyo monto asciende a casi a dos millones y medio de soles, exactamente S/. 2.490. 488,60 soles. Las cuales se han hecho efectivos en terrenos, departamentos, casas, acciones, autos, entre otros. Para lo cual el buen criterio del Séptimo Juzgado de Investigación Preparatorio Especializado en Delitos de Corrupción de Funcionarios Cajamarca ha sido vital, puesto que de esta forma a garantizado el resarcimiento del daño causado por el delito en los ilícitos penales de corrupción.

Aunado a ello y de igual forma esta procuraduría especializada ha recobrado a través de los requerimientos del pago de las reparaciones civiles más de un cuarto de millón de soles, es decir S/. 373,102.84 soles, ante lo cual el Dr. Carlos Oblitas ha dejado ver que se utilizara todas las herramientas que, proporcionada el código penal y procesal penal, para hacer efectivo dicho pago por parte de todos los sentenciados por delitos de corrupción. Así mismo puntualizo que se tiene que desarmar económicamente a la corrupción y es por tal motivo que ya se está coordinando un trabajo conjunto con la Fiscalía de Extinción de Dominio de Cajamarca. Esto con la finalidad de extinguir a este mal nacional que nos aqueja. Puntualizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: