¿QUÉ TAN IMPORTANTE ES EL TRIUNFO DE BIDEN PARA EL PERÚ?

 

 

Gonzales Posada dice que Trump perturbó el escenario internacional; y que al Perú debe interesarle la elección del demócrata porque en los Estados Unidos viven un millón 200 mil compatriotas que envían a sus familias divisas por mil 200 millones de dólares

El ex canciller de la República Luis Gonzales Posada sostuvo que la elección del demócrata Joe Biden a la presidencia de los Estados Unidos, da una sensación de alivio al mundo porque “pone fin a cuatro años del gobierno de Trump que perturbó el escenario internacional y confrontó en todos los ámbitos”.

En declaraciones a Guik.pe, el exjefe de la diplomacia peruana refirió que el gobernante Republicano rompió el multilateralismo y maltrató a sus socios europeos; conflictuando con China y Rusia; mientras que con Corea del Norte hacia juegos de guerra amenazándose mutuamente con desplegar armas nucleares en cada una de las tres visitas que realizó al país gobernado por Kim Jong-un.

Recordó que en sus cuatro años de gestión, Donald Trump retiró a los Estados Unidos del Acuerdo de París, foro considerado fundamental para enfrentar el cambio climático; también de la Unesco, organismo de la ONU para la educación la ciencia y la cultura, además del Pacto Antinuclear que había firmado junto a otros cinco países para ver el caso Irán,  y de la Organización Mundial de Salud (OMS)

“Yo estoy seguro que bajo la administración Biden Washington retornará a esos organismos  y volverá a tender puentes con sus socios europeos que Trump maltrató. Y lo que esperamos todos es  que Estados Unidos mire a América Latina  que no lo hace desde 1961, y dejar de ser convidados de piedra de su política exterior”, señaló.

Comentó que a la Casa Blanca solo le interesa o tiene vínculos con los países europeos, aparte de China, Rusia, Irán, Irak, Israel y los países árabes; mientras que no muestra mayor interés por estrechar relaciones con los países de América Latina que durante la administración Trump “retrocedió y se hizo más tibia”.

Para Gonzales Posada el país del norte no se siente parte del hemisferio y ha generado que tanto China como Rusia penetren económica y políticamente en los países de América Latina, asestando un duro golpe a Washington.  

El último esfuerzo

El último gran esfuerzo para buscar un acercamiento Washington-América Latina ocurrió en 1961 cuando el presidente John F. Kennedy creó la Alianza para el Progreso, destinando 20 mil millones de dólares de esa época  (174 mil millones de dólares en la actualidad) para educación, vivienda carreteras, programas de alfabetización y agua, entre otros rubros.

El objetivo era apoyar a América Latina a salir de la pobreza y buscar su modernización. Del total indicado, Kennedy ordenó que 500 millones de dólares (4,700 millones en la actualidad) fueran depositados en el Banco Interamericano de Desarrollo –BID-  pero con la trágica muerte del presidente demócrata (22 de noviembre de 1963) también murió la Alianza para el Progreso y todo ese dinero se fue a la guerra de Vietnam.

“Desde esa época –hace casi 60 años- no tenemos una agenda común con Washington; y al Perú le interesa mucho el triunfo de Joe Biden porque en los Estados Unidos viven un millón 600 mil peruanos, de los cuales 804 mil están registrados en los consulados, además que esos compatriotas envían divisas a sus familias por el orden de mil 200 millones de dólares”.

Entre otros puntos que deben tenerse en cuenta para reforzar las relaciones con el país más poderoso del planeta, Gonzales Posada destacó que ambos formamos parte de Alianza Asia-Pacífico; tenemos un TLC y porque EE. UU. tiene inversiones superiores a los 75 mil millones de dólares, especialmente en minería.

Ruidos y amenazas

“Entonces, hay una serie de elementos importantes que nos deben llevar a trabajar para lograr una agenda Perú-Estados Unidos; y por otra más amplia que abarque a todos los países de América Latina. Situación que ha sido muy descuidada tanto por los gobiernos republicanos y demócratas.”

Respecto a Venezuela, país que bajo la dictadura de Nicolás Maduro constituye una amenaza para la región, enfatizó que la política del gobierno de Trump “fue hacer ruido y amenazar al chavismo en el poder, pero lo único que logró fue fortalecer al dictador vía la victimización, desinflar al Grupo de Lima que había tenido una buena actuación en la búsqueda de una salida democrática, y hacer que Irán, China y Rusia hagan causa común con Caracas”.

En este sentido, “la decisión de Washington no ha sido una tarea afortunada porque la política exterior nos se puede construir con apretones de mano, ronquido o con gárgaras sino con acciones eficientes que no se han dado  en el caso de Venezuela; pero tampoco en los casos de Nicaragua y Cuba. Por ahí Estados Unidos no ha logrado avances”, comentó al este portal digital.

Recordó que China y Rusia hoy en día no son solo proveedores de armas, sino que ambos países tienen grandes líneas de créditos en toda América Latina.

En el Perú, por ejemplo, tienen una empresa de reparación y modernización de los helicópteros soviéticos de combate, y que en Caracas tienen instalada una fábrica de fusiles Kalashnikov.

FUENTE: GUIK

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: