Red médica de EE. UU. despide a 1.400 empleados por negarse a recibir vacuna anti-COVID-19

La red de atención médica Northwell Health, el proveedor de salud privado más grande del estado de Nueva York, despidió a 1.400 de sus trabajadores por negarse a recibir la vacuna anti-COVID-19, confirmó un portavoz de la compañía.

La medida tomada por la empresa se produce después de que el último 27 de septiembre entrara en efecto un mandato en el estado de Nueva York que obliga a los 650.000 trabajadores sanitarios de la región a vacunarse contra la COVID-19.

Northwell, que hasta ahora empleaba a unas 76.000 personas, dijo, además, lamentar la pérdida de empleados bajo cualquier circunstancia, pero que, como el mayor proveedor de servicios médicos de Nueva York, tiene una “responsabilidad especial de proteger la salud” de sus pacientes.

La empresa declaró, por lo tanto, que el 100% de sus empleados están ahora vacunados después de una “postura rápida y agresiva” para cumplir con las normas impuestas en el estado de Nueva York. Asimismo, subrayó que sus servicios no se han visto afectados por este despido masivo.

Northwell opera los hospitales de Lenox Hill, en Manhattan; el Long Island Jewish y LIJ Forest Hills, en Queens; y el State Island University Hospital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: