#RUTAPERÚ: Defender la democracia es el mejor camino para el desarrollo del país

Hoy, mientras se acerca la tercera ola de contagios del COVID-19 tal como ha ocurrido en todo el mundo, el Perú continúa atravesando una de las más graves crisis económicas y políticas de su historia. Este es el momento de implementar medidas urgentes y firmes para acelerar el proceso de vacunación y reactivar la economía. Sin embargo, toda reforma debe hacerse dentro del marco de una sociedad democrática. Defender la democracia e implementarla de tal modo que represente a todos los peruanos y peruanas sin distinción debe ser hoy una prioridad del Gobierno y de toda la ciudadanía.

Tal como lo indica la #RutaPerú: Democracia Representativa, elaborada por IPAE Asociación Empresarial, un principio fundamental para el desarrollo del país es contar con un adecuado equilibrio de poderes, respeto de la libertad de prensa y de expresión, respeto de los derechos y libertades fundamentales, partidos políticos institucionalizados y ciudadanos involucrados en el quehacer público.

“El Gobierno debe garantizar respeto de derechos humanos, equidad, libertad de prensa y expresión, así como garantías democráticas. Ello no solo debe estar en discursos sino ante todo en actos. El Gobierno debe ser, además, coherente en tener ministros de trayectoria ética impecable si espera ser creíble en que luchará contra la corrupción”, expresa Elena Conterno, presidenta de IPAE.

Para lograrlo, es indispensable implementar cambios en el sistema político peruano. “En este contexto, el Congreso de la República tiene un rol fundamental. Esperemos que se priorice la defensa de las garantías democráticas tanto en la emisión de normas y fiscalización de la actuación del Ejecutivo, como en el debate público sobre estos temas” recalca Conterno.

Solo con un sistema democrático sólido y representativo, la ciudadanía podrá seguir gozando de los principios que reconocen, respetan y garantizan las libertades y los derechos fundamentales de las personas, desde los inherentes a su naturaleza y dignidad, como la vida y la igualdad ante la ley, hasta los económicos y sociales (a la propiedad, al trabajo, a la educación o la salud) que nos permiten vivir en comunidad.

Puedes descargar la Ruta en Desarrollo Nacional completa aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: