¿SABE QUIÉN ES HUGO BLANCO?

¿SABE QUIÉN ES HUGO BLANCO?

Señor Presidente, que retire sus palabras” (Hugo Blanco Galdos, Diputado por Cuzco)

“Retire las palabras ofensivas al Diputado Hugo Blanco” (Francisco Belaúnde, Presidente Cámara de Diputados)

En octubre de 1980, en la Cámara de diputados del Congreso de la República, se debatía el Proyecto Ley presentado por el general GC (r) Oscar Olivares Montano Diputado por Líma, para que se declarara Heroe Nacional al Guardia Civil Mariano Santos Mateo, quien integraba la Compañía de Guardias Civiles, y que en combate cuerpo a cuerpo con el enemigo arrebató al Segundo de Línea del Ejército chileno su estandarte.

Parece que el Gobierno ignora que Blanco se opuso a nombrar héroe a Mariano Santos, orgullo de la Policía

Sin embargo, la exposición del diputado Olivares Montano, fue interrumpida por el entonces también parlamentario y otrora subversivo Hugo Blanco Galdos, para manifestar que “no se debe declarar a ningún Guardia Civil Héroe Nacional, porque era una Institución represiva del campesinado y abusiva, que siempre ha estado al servicio de los explotadores del pueblo”.

 

De inmediato, Olivares le contestó; “no eres más que un miserable, asesino de policías. Mi institución, la Guardia Civil, no lo olvida”.

 

Blanco, por su parte, tuvo el descaro de dirigirse al presidentede la Cámara de Diputados, Francico Belaúnde Terry, a la sazón hermano del entonces presidente Fernando Belaúnde, para que “el diputado Oscar Olivares retire sus palabras ofensivas al proletariado que representaba”

 

El Presidente de la Cámara, solicitó a Olivares que retire sus palabras, ante lo cual respondió señalando que “este individuo debió habérsele aplicado la pena de muerte, pero su hermano el señor Presidente de la República Fernando Belaúnde en su primer gobierno interfirio para que el Consejo de Guerra de la III Zona Judicial Militar de Policía, no le dictara tal sanción, por los asesinatos a varios Guardias Civiles, que mi Institución no lo olvida. Pero, por respeto a este parlamento y a la democracia, retiro mi palabras”

 

Luego, el Congreso aprobó la Ley Nº 23316, donde  se declara Héroe Nacional y Patrono de la Guardia Civil, al Guardia Civil Mariano Santos Mateo, norma que fue publicada en el Diario Oficial El Peruano del 7 de noviembre de 1981.

Ex diputado y ex senador, abrazó las tesis toskistas cuando en 1954 viajó a La Plata, Argentina.

Durante años, la izquierda ha tratado de encumbrar la figura de Blanco elevándolo a categoría de pensador y líder del variopinto comunismo peruano. Cusqeño de nacimiento, ex diputado y ex senador, abazó las tesis toskistas cuando en 1954 viajó a La Plata, Argentina. De regreso al país, terminó integrándose al Partido Obrero Revolucionario.

 

Bajo el credo marxista, Blanco convoca a las fuerzas de izquierda para apoyar una insurrección campesina que se estaba gestando. Con ello, da vida al Frente de Izquierda Revolucionaria (FIR), uno de cuyos dirigentes fue Juan Pablo Chang, quien años después muere con el Che Guevara en Bolivia.

Detenido en Pucyura, tras asesinar Guardia Civil Briceño”

Durante el gobierno de Ricardo Pérez Godoy, en 1962, se desata un levantamiento campesino en la hacienda Santa Rosa, en Chaupimayo, En ese entonces, ocurre un enfrentamiento en el puesto policial de Pucyura, donde el líder troskista, dispara contra el Guardia Civil Briceño, quien se negó a abrir la armería. Otros dos policías caerían abatidos en una emboscada en Mesacancha por los seguidores de Blanco.

 

Tras su captura, el subversivo fue condenado a 25 años en la cárcel por el asesinato de agentes de las fuerzas armadas, uno de ellos el guardia civil Hernán Briceño, a quien mató cruelmente cuando el guardia estaba en el suelo ensangrentado.

Blanco se quedó sosteniendo la barreta con la sonrisa del sádico que goza con el dolor y la muerte”

“Una barreta la perforó el cráneo. El cuadro era desgarrador: Hugo Blanco se quedó sosteniendo la barreta con la sonrisa del sádico que goza con el dolor y la muerte, mientras sobre la cara del guardia Briceño, se desparramaban los sesos, que le salían por el ojo izquierdo, la nariz y los oídos. El último hálito de su vida se apagó en medio de un charco de sangre, ante el asombro de los campesinos que enmudecieron y se quedaron atónitos al ver el hecho macabro, propio de los hombres que tienen manchadas las manos y la mente con el tinte rojo del comunismo” escribiría tiempo después Fernando Belaúnde Terry en el tomo III de Las guerrillas del Perú y su represion.

Jean Paul Sartre, Simone de Beauvoir  y Mario Vargas Llosa pidieron amnistía para Blanco

Luego de ser apresado se pidió la pena de muerte. Una campaña internacional por salvar su vida “Hugo Blanco ne doit pas mourir!” logró que se le condene a 25 años de prisión.

Velasco amnistió a Blanco por la presión internacional de sus camaradas”.

Años después, el presidente Velasco Alvarado le concede una amnistía en virtud a la presión insternacional en la que jugaron un papel importante personajes como, Jean Paul Sartre, Simone de Beauvoir y el joven escritor peruano, hoy nacionalizado español, Mario Vargas Llosa.

Hoy, este sanguinario personaje es promocionado por el Ministerio de Cultura, en un documental donde lo presentan  como una suerte de “defensor del campesinado y luchador de clases”.

Para beneplácito de la izquierda peruana, dicha entidad estatal se ha encargado de financiar la distribución de este material en colegios, cines club, micro cines y universidades.

El gobierno y su prensa justifican el documental ante el silencio de los ministros de Defensa e Interior

El gobierno del presidente Vizcarra ha tratado de minimizar este despropósito argumentando que “el Ministerio de Cultura reafirma su compromiso de impulsar las diferentes manifestaciones culturales y artísticas, preservando nuestra memoria y promoviendo el diálogo y la tolerancia”. 

 

Las protestas de civiles, militares, policías y de académicos han sido ocultadas por muchos medios afines a la administración gubernamental.

Ningún periodista que en los últimos días acompañó al mandatario en sus distintos periplos le ha preguntado al respecto, como tampoco lo han hecho con las autoridades que a diario se presentan en los canales de televisión y la radio.

No se trata de un tema menor; por el contrario. Resulta que con el dinero de todos los peruanos se promociona un documental que distorsiona la historia, convierte a criminales en héroes y que, además, es alegremente distribuido en los colegios y universidades.

En el Congreso, por su parte, los legisladores andan en lo suyo preocupándose de buscar réditos a costa de iniciativas populistas y de ahí que hasta propio ministro del Interior, Gastón Rodríguez Limo, pese a ser de la institución policial, haya aprovechado también para guardar silencio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: