Según CIT, el 65% de la población pide no dar voto de confianza al Gabinete Bellido

El equipo ministerial comandado por Guido Bellido tendrá hoy su prueba de fuego para conseguir la investidura del Congreso de la República. Al margen de las idas y venidas de las bancadas parlamentarias, lo cierto es que el equipo ministerial no llega con buen pie al día D.

“necesita el voto favorable de la mayoría simple [mitad más uno] de los congresistas presentes en la sesión.”

En efecto, un sondeo realizado recientemente por el Instituto de Estudios Peruanos, señala de manera contundente que el 79% de la población no aprueba el equipo comandado por Bellido, en tanto otro sondeo, de CIT, realizado entre el 19 y 21 del presente mes también revela que el 65% no está de acuerdo con que el máximo foro de la Nación de luz verde.

El rechazo popular se debe, sobre todo, a los graves cuestionamientos que tiene la mayoría de los integrantes del primer equipo ministerial de la administración gubernamental de Pedro Castillo.

12 de los 19 ministros tienen cuentas pendientes; sea con la justica, de índole moral, nombramientos ilegales o, lo que es peor, por su presunta cercanía a la organización criminal Sendero Luminoso. El presidente Castillo, por su lado, ha optado por continuar con la línea impuesta por el jefe de Perú Libre, Vladimir Cerrón, y salvo el inevitable reemplazo del ex canciller Héctor Béjar, apostó por insistir en el equipo de Guido Bellido para el manejo del aparato estatal.

Por lo pronto, esta mañana la sesión plenaria ha sido convocada para las nueve de la mañana de hoy, en el marco de una creciente incertidumbre política y económica. Por si fuera poco, se han convocado para esta misma mañana dos concentraciones que marcharán hacia la Plaza Bolívar; una de Perú Libre en apoyo al gabinete Bellido y otra, de varios colectivos opositores entre los que se encuentra el denominado ‘Arica no se rinde’. Todo hace prever que será una jornada extremadamente tensa.

La investidura

Es importante anotar que el denominado ‘voto de confianza’ es un requisito constitucional para que tanto del jefe del gabinete ministerial, Guido Bellido, como sus demás ministros puedan continuar en el cargo. De no obtenerlo, el gabinete es disuelto y el jefe del Estado deberá conformar un nuevo equipo ministerial.

Cabe señalar que, para lograr la investidura, se necesita el voto favorable de la mayoría simple [mitad más uno] de los congresistas presentes en la sesión.

Si la confianza le es rehusada, o si es censurado, o si renuncia o es removido por el presidente de la República, se produce la crisis total del gabinete.

Ahora bien, si el Congreso censura o niega su confianza a dos Consejos de Ministros, el presidente de la República está facultado para disolver el Congreso.

En este caso, el decreto de disolución contiene la convocatoria a elecciones para un nuevo Congreso. Estas elecciones se realizan dentro de los cuatro meses de la fecha de disolución, sin que pueda alterarse el sistema electoral preexistente.

La abstención

¿Qué pasa si en la votación de la cuestión de confianza son más los votos en abstención, que a favor o en contra?

La historia y los especialistas dan cuenta que ese resultado no se podrá tomar como un voto definitivo, y el Congreso seguirá votando, hasta obtener un resultado concreto, ya sea a favor o en contra de la cuestión.

Se trata de un escenario que ya sucedió en el pasado reciente, con dos gabinetes durante el gobierno del presidente Ollanta Humala y en un mismo año, en que fueron necesarias tres votaciones para obtener el voto de confianza.

En efecto, el 14 de marzo del 2014, el Gabinete presidido por René Cornejo obtuvo 47 votos a favor y 71 abstenciones en la primera votación; 42 a favor, seis en contra 73 abstenciones en la segunda votación; y 66 a favor, 52 en contra y 9 abstenciones en la tercera votación, ocurrida tres días después de la primera, luego de una serie de negociaciones entre el Gobierno y la oposición.

Ese mismo año, pero en agosto, la jefe de Gabinete Ministerial, Ana Jara, también tuvo que esperar hasta la tercera votación para obtener la confianza (55-54), y derrotar a las abstenciones.

Pero, esto no se puede hacer de manera indefinida. El artículo 82° del Reglamento del Congreso señala que el pleno tiene dos sesiones para votar la confianza, y en cada sesión los legisladores la pueden poner a votación las veces que consideren necesario

El debate

De acuerdo con el reglamento del Congreso -artículo 55-, el presidente del Consejo de Ministros puede hacer uso de la palabra hasta por 70 minutos. En tanto, cada uno de los ministros puede hacer uso de la palabra por no más de quince minutos.

Los congresistas, a su turno, intervendrán por grupos parlamentarios o en forma individual, según las reglas especiales que acuerde el Consejo Directivo.

Para contestar, el primer ministro contará con un período ilimitado de tiempo -dentro de lo razonable-, mientras que los Ministros podrán contestar utilizando el tiempo que les concede la Mesa Directiva. Los ministros pueden conceder interrupciones por no más de dos minutos, previa autorización de la Mesa Directiva.

Concluida su intervención, el pleno del Consejo de Ministros podrá retirarse del hemiciclo en cualquier momento. En el caso de investidura del nuevo gabinete de ministros, el titular de la Presidencia del Consejo de Ministros planteará cuestión de confianza antes de abandonar el recinto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: