Sistema inmune: fortalécelo comiendo estos alimentos

Tu sistema inmunológico trabaja las 24 horas al día para mantenerte saludable y apoyarte en la recuperación cuando aparece alguna enfermedad, pero no puede tener éxito por sí solo. El sistema inmune requiere de nutrientes clave para generar anticuerpos, proteínas y enzimas protectoras para mantenerlo funcionando.

De acuerdo con inmunólogos y nutricionistas, la mejor manera de obtener estos nutrientes clave es a partir de alimentos que apoyan el sistema inmune como parte de una dieta balanceada. ¿Cuáles son los nutrientes prioritarios que tu sistema inmune necesita? ¿Cómo te ayudan a mantenerte saludable? La Dra. María Isabel Vera, Gerente Médico en Abbott, te lo cuenta en esta nota:

Vitamina D ayuda a activar las células inmunes y a regular de manera apropiada su función, es crítica para la inmunidad innata. El salmón es una de las mejores fuentes naturales de este nutriente. Otras fuentes de vitamina D son los pescados como la trucha y el atún, leche fortificada y jugo de naranja. La mejor fuente para obtener vitamina D es la exposición solar, unos 20 a 30 minutos al día, aprovechemos al máximo los días soleados del verano pues, aunque en todas las estaciones se absorben los rayos solares, es más difícil en el otoño e invierno.

Vitamina E mantiene las membranas celulares saludables para que puedan ayudar a proteger el cuerpo contra sustancias extrañas. Algunas fuentes de vitamina E son semillas de girasol, aceite de cártamo, avellana y cacahuates.
Vitamina A es un nutriente clave para mantener saludable nuestra piel y el revestimiento de nuestro tracto respiratorio y digestivo, apoya en la producción de factores de regulación inmune como las citocinas. Los pimientos, espinaca, zanahorias, melón y la leche fortificada son fuentes de vitamina A.

Zinc es crucial tanto para el sistema inmune innato como para el adquirido y ayuda a la cicatrización de heridas. La carne magra tiene mucho zinc. Otras fuentes son las ostras, el cangrejo, el cerdo o los frijoles.

Proteína es un componente importante para los anticuerpos y las células inmunes y favorece la cicatrización de heridas. Algunas fuentes de proteína son pechuga de pollo, carne de res, cerdo, frijoles y legumbres, huevos y productos lácteos bajos en grasa, como leche, queso y yogurt.
Vitamina C construye piel y tejidos sanos para resistir la entrada de bacterias y otros gérmenes. Los pimientos rojos están llenos de este nutriente. Otras fuentes de vitamina C son naranjas, uvas, kiwi, brócoli, pitahaya o camu-camu.

Llevar una dieta equilibrada puede proporcionar a tu cuerpo nutrientes que apoyan el sistema inmune. Pero a veces puede ser retador obtener todos los nutrientes necesarios únicamente a través de los alimentos, sobre todo si hay dificultades para comer de manera completa y balanceada como horarios de trabajo difíciles, poco conocimiento de lo que realmente es un alimento saludable, entre otros. Por ello, puedes incluir una bebida de nutrición especializada para complementar tu plan de alimentación, la cual puede ayudar a proveer los nutrientes clave para ayudar al sistema inmune.

Pero, antes de realizar cambios importantes en tu plan nutricional acércate a un profesional de la salud, quien te brindará y orientará sobre las mejores formas de satisfacer tus necesidades nutricionales, incluyendo cómo apoyar tu sistema inmune a través de una buena nutrición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: