SU MAJESTAD LA BICICLETA; AHORA REINA EN LIMA

SU MAJESTAD LA BICICLETA; AHORA REINA EN LIMA

En medio de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19, el uso de la bicicleta irrumpe con fuerza en nuestras vidas y podría decirse que es algo así como un reencuentro que tienen millones de personas con este medio de transporte amigable, no contaminante y aliado de la buena salud.

la bicicleta reina en el mundo y los días sin automóviles la hacen más popular.”

Es la alternativa al caos y a los vehículos de transporte público siempre atestados de viajeros que pueden ser fuente de contagio. A propósito, ayer, miércoles, se conmemoró el Día Mundial de la Bicicleta, una fecha instaurada por la ONU en 2018 y que agradecen los apasionados de la bici.

Julio Medina Franco, es amante de la fotografía tanto como de la bicicleta que la ha convertido en su herramienta de trabajo en estos tiempos difíciles. Como él, son muchos los que utilizan el vehículo de dos ruedas para ir a su empleo, estudiar o simplemente sentir la sensación de libertad cuando pedalean.

Julio recorre diariamente 32 kilómetros desde el cercado de Lima hasta Miraflores

Diariamente recorre 32 kilómetros desde el cercado de Lima hasta Miraflores donde ha tenido que buscar un trabajo alternativo porque la crisis lo ha obligado a hacer un alto en su labor de fotógrafo. Pero Julio está seguro que la situación mejorará y más bien ha puesto más ganas en impulsar el uso de la bicicleta.

Comenta a Guik.pe que junto a otros jóvenes forma parte del grupo Quimera dedicado al ciclismo urbano, y que al igual que sus compañeros del colectivo Bicicommuters fomenta el uso de estos vehículos como medio de transporte.

La más popular.

A casi 200 años de que se esbozaran las primeras ideas de lo que ahora es el vehículo más popular de la historia, y a un siglo de que se le colocaran los pedales delanteros hasta quedar como la conocemos hoy, la bicicleta reina en el mundo y los días sin automóviles por la pandemia la hacen más popular. Ahora sí, ha recobrado el lugar que le corresponde.

Hasta antes de las medidas restrictivas, los integrantes de estos y otros grupos organizaban los miércoles paseos nocturnos a los que progresivamente se iban sumando personas de distintas profesiones y ocupaciones, entre ellos médicos o docentes de universidades, estudiantes y  trabajadores.

“Un buen número de ellos ha decidido optar por la bicicleta como medio de transporte, muchos lo hacen por la convicción de desplazarse en un medio no contaminante y otros por el temor de contagiarse en una unidad de servicio público”, refiere el joven fotógrafo.

Ciclistas limeños extrañan sus miércoles de paseos nocturnos

El objetivo de los integrantes de Quimera y Bicicommuters es que más personas, al margen del sexo o la edad, se sumen a esta alternativa. Ese es el ideal que los anima y que lo hacen público mediante este diario digital. Su objetivo es retomar sus actividades y volver a organizar bicicleteadas entre Lima a San Bartolo o Cieneguilla recorriendo entre 90 o cien kilómetros, o programar viajes a otros puntos del país.

Mejor infraestructura

no basta que las autoridades dispongan pintar unas líneas sobre las pistas

En realidad, desde mucho antes se avizoraba la importancia de este vehículo,   por eso Medina Franco celebra la decisión de las autoridades municipales o de la Asociación de Transporte Urbano de interesarse en alentar el uso de estos vehículos y buscar rehabilitar o construir más y mejores ciclovías.

La municipalidad de Lima ha culminado la implementación de 4.4 kilómetros de ciclovías temporales en el tramo que comprende las avenidas Garcilaso, Tacna y Alcázar, con la finalidad de fomentar nuevos hábitos de movilidad entre los ciudadanos, disminuir la contaminación y contribuir al distanciamiento social obligatorio ante la crisis sanitaria  generada por el nuevo coronavirus.

Aparte hay otros proyectos para beneplácito de los ciclistas, pero Medina comenta que no basta que las autoridades dispongan pintar unas líneas sobre las pistas, porque ya es hora que Lima cuente con vías segregadas y con protección para que no sean utilizadas por los conductores de los vehículos motorizados.

Medina que junto a los integrantes del grupo Quimera han recorrido y seguirán recorriendo la capital, demanda que estas vías sean interconectadas y pone como ejemplo el de la avenida Universitaria que va desde el centro de Lima hasta Comas pero que desaparece en muchos tramos.

Se pregunta si llegará el día que en el Metropolitano o el Tren Eléctrico se habilite un sistema que permita que los ciclistas suban a estos transportes con sus vehículos de dos llantas a fin de cubrir la distancia entre una estación o paradero con su destino final, que no siempre es corta.

Otra de sus preocupaciones es que las empresas deban implementar duchas donde los ciclistas puedan cambiarse sobre todo en verano, o implementar estacionamiento para sus bicicletas o casilleros para que estos guarden su ropa o útiles de aseo.

Finalmente, como muchas asociaciones de ciclistas, los integrantes de Quimera hacen un llamado a los transportistas para que los respeten y no invadan las zonas creadas para ellos. Este es un llamado que siempre se repite pero que algunos choferes no hacen caso.

Para todos los gustos

Medina es un conocedor del tema y asegura que se pueden encontrar bicicletas para todos los gustos y precios para iniciarse en el apasionante mundo del ciclismo.

Si se trata de calcular precios, se puede encontrar una montañera de entre S/400 a S/1,500 una híbrida que puede estar cotizada entre S/900 a S/1,500; o si es una persona sofisticada y piensa recorrer grandes distancia, su opción es una eléctrica que llega a costar S/5,000. Eso es otra cantar.

“Hacer ciclismo significa que haya menos carros en la ciudad, menos contaminación y menos usuarios del transporte público y, por consiguiente menos estrés”, asegura a manera de consigna Julio Medina Franco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: