Toma en cuenta ocho razones para cuidar los humedales

 

 

En el Perú, existen diversos tipos de humedales conocidos con distintos nombres como, pantanos, manglares, bofedales, albuferas, estuarios, etc. Se pueden clasificar en costeros, andinos y amazónicos. La Autoridad Nacional del Agua (ANA) te explica ocho razones para cuidar los humedales:

 

1. Los humedales costeros como los estuarios y manglares reducen la intensidad de las olas y los tsunamis, y nos protegen de las inundaciones.

2. Los humedales retienen y almacenan agua para el consumo directo de la población o para los distintos usos.

3. Los humedales ribereños reducen el efecto devastador de las grandes avenidas e inundaciones, disminuyendo la intensidad de sus efectos.

4. La vegetación de los humedales protege estabiliza las márgenes de las riberas de los cuerpos de agua y las laderas disminuyendo el poder erosivo del agua.

5. Los humedales almacenan agua durante la época húmeda y crecidas de los ríos, liberándola posteriormente en la época seca.

6. Los humedales actúan retiene sedimentos y sustancias contaminantes, lo cual contribuye a mejorar la calidad del agua.

7. Los humedales de gran extensión contribuyen a la estabilización de la temperatura, y mejoran las condiciones climáticas.

8. La belleza natural, así como la diversidad de la vida animal y vegetal de estos ecosistemas hacen que sean lugares de destino turísticos

 

En conmemoración al Día Mundial de los Humedales, la ANA participó en la jornada de conferencias “Agua, Humedales y Vida”. Especialistas de diversos sectores explicaron sobre la importancia de este ecosistema para la sostenibilidad de la vida y la naturaleza, así como el desarrollo social y económico.

 

El gerente general de la ANA, Tulio Santoyo Bustamante, destacó que los humedales son claves para la seguridad hídrica y física de la población: los humedales andinos (bofedales) regulan el agua de las cuencas de la vertiente del pacífico; los humedales ribereños amazónicos por su protección ante inundaciones y crecidas de los ríos y los humedales costeros que son claves para la protección y estabilidad ante crecidas del mar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: