Un año después de la legalización del aborto en Argentina, el cambio es lento

Un año después de la legalización del aborto en Argentina, «todavía hay cosas que sacar de la clandestinidad», afirma Monik Rodríguez, quien se encarga de una línea de acompañamiento a personas que desean interrumpir su embarazo en Salta, una provincia ultraconservadora del país sudamericano.

Con 33 años y tres hijos, Rodríguez dedica muchas horas a responder llamados, parte de un proyecto de la asociación civil Fuerza de las Mujeres.

«La escucha es lo más importante. Se trata de ayudar a saltar los obstáculos, se las acompaña hasta el sistema de salud para que no se pierdan en los laberintos burocráticos», dice a la AFP.

Algunas mujeres deben viajar muchos kilómetros para evitar los comentarios: «En los pueblos chicos, vos vas a la mañana a hacerte una ecografía y a la tarde tenés al panadero que te felicita por el embarazo», ironiza Monik.

A la línea llaman desde adolescentes a premenopáusicas, madres de familias numerosas y primerizas, o una bailarina de tango que ganó una beca para ir a Europa y no quiere que un embarazo condicione su viaje.

«En esta línea no se aconseja el aborto pero tampoco se romantiza la maternidad», sostiene Monik, quien hace una década, siendo ya madre de una niña, sufrió la clandestinidad.

A los 23 años, explica, tuvo un atraso en la menstruación y decidió abortar. La operación no salió bien y tuvo que ser hospitalizada. Los análisis mostraron que no estaba embarazada. «La ansiedad que da la clandestinidad, junto con la desinformación, es lo que nos pone en peligro», sostiene.

Las autoridades sanitarias estimaron que entre 1983 y 2020 murieron más de 3.000 mujeres en los entre 370.000 y 520.000 abortos clandestinos que se practicaban al año. No hay aún datos de todo 2021, primer año del aborto legal.

Más allá de lo que falte resolver, las feministas celebran que el 30 de diciembre de 2020 el Congreso legalizara la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 de gestación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: