UN JUSTO CAMPEÓN

 

Por Vladimir González Rojas

Al término de la Fase1 de la Liga 1 Movistar, el equipo de Universitario de Deportes se ubicó en primer lugar y con todos los merecimientos que demandó el torneo de medio año. Varias cosas para tener en cuenta luego de una muy buena campaña futbolística que determinó de manera inobjetable sea el ganador de dicho torneo.

Para nadie es desconocido que la institución crema tuvo en disputa dos juntas directivas que se turnaron en la conducción tras acciones judiciales que bien pudieron afectar el rendimiento del equipo, más no fue así, lo cual de por sí ya es destacable.

Tampoco es desconocido que el presupuesto para el presente año no era millonario por lo que cada paso dado demandó un análisis concienzudo para optimizar el manejo de los recursos económicos disponibles.

Gran gestión de Jean Ferrari, para contratar primero a un técnico experimentado como el uruguayo Gregorio Pérez, y ambos armar el equipo con refuerzos de categoría que  ¡vaya sí que dieron buenos resultados!.

Los refuerzos vinieron de UruguayFederico Alonso, Luis Urruti, Jonhatan Dos Santos, a quienes se sumaron Donald Millan e Iván Santillan. Todos ellos titulares durante el torneo con destacable presencia y notable rendimiento a pesar, que por el tema de la pandemia Gregorio Pérez tuvo que dejar la posta a Angel Comiso en la dirección técnica del equipo; ambos aportaron lo suyo y son parte de dicho logro. Esto es realmente notable, y merece darle la dimensión y el alcance de las decisiones que se tomaron en ese momento.

Tanto para contratar bien, algo no muy común en nuestro medio, y mantener lo mejor de la plantilla del año anterior, entre ellos, Carvallo, Corzo, Quina, Alfageme, Quintero, Hohberg.

Pero hay algo superlativo que también merece destacar, todo lo que tuvieron que superar los jugadores, comando técnico –los dos- y cada actor de la entidad crema en estos meses, como la no muy adecuada condición para una buena preparación, dado a las medidas sanitarias que exige la pandemia Covd-19, lo que de por sí habla bien del cuidado personal de cada jugador para estar física y mentalmente bien en cada partido.

Con total certeza se puede afirmar aquello de que es en medio de las situaciones difíciles donde se pone a prueba el nivel de responsabilidad y compromiso para superar toda contingencia adversa y que, por lo hecho en el terreno de juego está más que demostrado que todos estuvieron muy a la altura de las circunstancias, dejando en cada partido la huella de la tradicional garra crema. Por eso y mucho más: goza Universitario de Deportes.

El sueño de ser campeón nacional de la Copa Movistar 2020, sigue en pie, queda la Fase 2 de la Copa Movistar, por ahora ya tienen la visa y de seguir así, el sueño será realidad para alegría de la inmensa hinchada crema y gloria de uno de los equipos grandes de nuestra historia futbolística.

fuente: (Guik)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: