Un Trudeau “furioso” exige a Irán que rinda cuentas por avión abatido.

“Furioso”, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, exigió a Irán que esclarezca la catástrofe del Boeing ucraniano derribado por error por un misil iraní y pidió a Teherán que “asuma toda la responsabilidad”.

A pesar de que Irán y Canadá no tienen relaciones diplomáticas desde 2012, Trudeau anunció el  que había hablado por teléfono con el presidente iraní, Hasan Rohani, para exigir nuevamente una “investigación exhaustiva” sobre esta “tragedia horrible”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: