Vacunas contra la COVID-19: El desafío logístico para hacer llegar las dosis de forma rápida y segura

 

 

Profesionales de la logística se preparan para distribuir las vacunas contra la COVID-19 tras los anuncios que han ido realizando los laboratorios en cuanto a su eficacia en las útlimas semanas.

¿Cómo se transportarán miles de millones de dosis de vacunas para combatir la COVID-19 en forma rápida y segura? Profesionales de la logística se preparan a partir de ecuaciones con múltiples incógnitas.

Se prevé que se produzcan entre 12 000 y 15 000 millones de dosis en todo el mundo, de acuerdo a la Federación Internacional de la Industria Farmacéutica (IFPMA).

«Los modelos actuales adelantan que no habría suficientes dosis de vacunas para cubrir a toda la población mundial antes de 2023 o 2024», predice la American Duke University.

¿Todas las vacunas se trasladarán de igual modo?

Los laboratorios preparan dos tipos de vacunas. Uno, de ellos, por ejemplo la vacuna de Pfizer y BioNTech requieren muy bajas temperaturas para su almacenamiento (hasta 80°C bajo cero), en tanto las otras más convencionales pueden ser conservada entre 2 y 8 grados, la temperatura de un refrigerador domestico

El primer tipo, particularmente difícil de transportar, «incluirá hasta el 30% de las dosis a distribuirse en todo el mundo», considera Mathieu Friedberg, director general del grupo de logística Ceva (CMA-CGM).

Friedberg aclara que ya existen transportes a 80 bajo cero para el traslado de órganos. «Aquí lo que cambia es el volumen, en un lapso de tiempo relativamente corto».

Para el 70% restante, «siempre habrá una logística específica. Es un producto farmacéutico y, por consiguiente, sensible, pero requiere menos tecnología», añade.

¿Se enviarán por avión?

Para Friedberg, la mitad de las vacunas se trasladarán por tierra desde el lugar de producción hacia los sitios de almacenamiento y después a los centros de vacunación.

La otra mitad, en su opinión, requerirá una logística que combine transportes aéreos y terrestres.

¿Cómo se organizará el transporte aéreo?

«Será necesario instaurar algún tipo de puente aéreo», señaló Glyn Hughes, responsable de cargas en la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA). Transportar una dosis para cada habitante del planeta demandaría 8.000 vuelos con aviones carguero tipo jumbo, ya que uno de esos aviones puede transportar un millón de dosis.

«Hay que aumentar los vuelos de pasajeros con capacidad en bodega», pregona el director general de IATA, Alexandre de Juniac, quien afirma que «hay que abrir las fronteras para propiciar la distribución».

La capacidad de transporte aéreo de cargas actual es insuficiente para colmar la demanda. El colapso del tráfico aéreo internacional limita la oferta, puesto que el 60% de la carga por este medio es transportada en las bodegas de los aviones de pasajeros.

¿Todo el mundo estará preparado?

«Aún quedan muchas incógnitas», explica un vocero de la empresa de logística Geodis, filial de los ferrocarriles franceses:  las cantidades a transportar, a qué temperaturas, los calendarios, con cuáles esquemas de distribución, etc.

«Las directivas no están todavía claras y por lo tanto, es extremadamente difícil afirmar a los clientes que los contenedores refrigerados son el medio más apropiado para distribuir la vacuna», opina Mike van Berkel, del fabricante de contenedores para aviación VRR Aero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: