VELARDE: “LESCANO LE HA DEVUELTO EL RUMBO A AP”

VELARDE: “LESCANO LE HA DEVUELTO EL RUMBO A AP”

 

Segundo vicepresidente de la fórmula rechaza que sean populistas y de izquierda, se pronuncia por el cambio de Constitución y está convencido que las entidades del sistema electoral están contaminado desde hace mucho.

Beto Velarde: “Exigimos el derecho al voto a todos los acciopopulistas del Perú” - lider.pe

“en el Perú no podemos seguir haciendo política de esta forma; donde 68 de los 130 congresistas tienen investigaciones en la Fiscalía”

El segundo vicepresidente de la plancha presidencial de Acción Popular, Alberto Velarde Yáñez, afirmó que sin Yonhy Lescano, que lidera la fórmula presidencial, el partido estuviese sin rumbo y sin identidad, y “seria solo un recuerdo de hombres valiosos como Fernando Belaunde Terry y Valentín Paniagua”.
En una clara defensa del candidato a la Presidencia, a quien algunos sectores acusan de populista y tener una marcada orientación ideológica de izquierda, Velarde enfatizó que “sin Lescano en primera fila, el partido no tendría empatía con la sociedad y estaría fuera del radar de lo que los ciudadanos exigen para resolver la crisis”     
Al ser preguntado por Guik.pe sobre si el aspirante a Palacio ha dejado de lado los principios primigenios de Acción Popular como defender la democracia y la economía de libre mercado,  respondió que quienes dicen eso no tienen idea de los que fue el presidente Belaunde y las propuestas originarias del partido.
“El Partido, como toda organización grande e histórica, ha pasado por procesos de maduración que se advierten en las campañas de 1956, 62 y 63, e incluso en las propuestas legislativas de 1980. Algunos ven ciclos distintos, pero creo que a esas personas les afecta que (tengamos) una perspectiva de orden social”.
Para conocer el Perú
Velarde, quien además de compartir la plancha con Lescano y Gisela Tipe, postula al Parlamento con el N° 25 por Lima, dice  que algunos creen que Lima, San Isidro y los cuatro distritos  de la periferia son el ombligo del Perú, y caen en errores profundos porque desconocen el Perú profundo.
Esa apreciación –prosigue- de decirnos que somos un grupo de derecha y de libre mercado, solo puede ser de personas mal informadas. Acción popular siempre se definió como un partido que no era de derecha ni de izquierda.
En este sentido recuerda que meses antes de morir, Belaunde Terry le encargó la comisión del partido al presidente Valentín Paniagua, quien tenía luces clarísimas de lo que tenía que hacer y “eso era la defensa de la democracia, defensa que nosotros hemos ejercido siempre”.

No hay derechización

Menciona que Rafael Belaunde Aubry, hijo del dos veces presidente, saludó la posición que adoptó Lescano cuando se manifestó contra la vacancia de Vizcarra, señalando que no estaba de acuerdo con la actitud de “esos irresponsables  de  votar por la vacancia, en noviembre pasado”.
En tono enérgico reiteró que “no veo razón de esa confusión de hablar de derechización cuando está claro que somos un partido de centro y cuyas banderas las levanta con claridad el candidato Lescano”.

Nueva Constitución

Antes de responder sobre la propuesta de cambiar la Constitución,  Velarde recordó que su partido no participó en la Asamblea Constituyente de 1978, porque fue convocada por la dictadura militar; y tampoco en la de 1992 al considerar que eran elementos legales del gobierno de facto, medida que fue respaldada por Belaunde.
“Tuve el privilegio por encargo del presidente Paniagua de buscar una Constitución de consenso, que no favorezca a pocos en el manejo de los recursos fiscales y naturales; queremos acabar con el mercantilismo y el clientelismo de la Constitución del 1993 que, además, facilita el monopolio  y oligopolios”.

“La vida por encima del oro”

Respecto a por qué no privilegiar la actividad minera y no alentar proyectos como Tía María y Las Bambas, con inversiones superiores a los US $6.5 millones, enfáticamente afirma que “nosotros hacemos una diferencia: ponemos la vida por encima del oro”.
“Si eso a usted no le parece una diferencia, respeto su opinión porque para nosotros la vida de cada peruano  es tan importante  como la de mis parientes que están en el valle de El Tambo, o como la de mis vecinos del distrito de San Isidro”.
En este sentido dijo la vida de cada  peruano  es igual de importantes, como lo ha reiterado Lescano al referirse a los proyectos mineros tienen un conflicto social  que provienen desde hace mucho años atrás,  que no podrían resolverse para la ejecución, exploración y explotación de los proyectos, si no se sujetan a reglas de  convivencia con los ciudadanos.
“En nuestra propuesta no veo nada de antiminero, más bien veo que nuestra posición es racional, porque no prometemos lo que no se puede hacer”. 
Señala que para que se pueda desarrollar las Bambas hay que revisar  el impacto que genera, como por ejemplo, usar la carretera para la salida del mineral, en vez de un tren o mineroducto para que la población no se vea afectada.
En estos proyectos la población reclama porque se incumplen los compromisos. En el caso de Tía María, mi familia,  proviene  de allí, desde hace muchas generaciones de estar trabajando  en sus chacras  y tenemos miedo profundo  que nos sigan agraviando con los relaves, las aguas,  contaminadas los humos  como se sufre desde hace cuatro décadas en El Tambo.
Sobre el tema –dice- puedo poner un ejemplo: cuando en San Isidro alguien quiere invertir en un grifo, la población se levanta,  por más que se diga que estará construido con nueva tecnología para evitar las explosiones, los vecinos no aceptan porque tienen miedo de que este grifo pueda resultar contaminante.
“La situación es igual en el valle de El Tambo donde mis parientes también tienen el derecho de sentir miedo y de exigir al Estado y al Gobierno que vele por su seguridad y futuro. Yo creo que sí”.
El juego del ping pong
Velarde, abogado de profesión con estudios en Madrid y bachillerato en Educación y Ciencias sociales,  está convencido que las entidades del sistema electoral están contaminadas desde hace mucho.
“No nos olvidemos que hemos destituidos al anterior jefe de la ONPE, al presidente del Consejo Nacional de la Magistratura  que tiene  una relación indirecta en el nombramiento de un vocal  que es parte del JNE; además de que el Colegio de Abogados no ha podido elegir  un representante legítimamente para ser  parte del JNE como  antes se hizo”.
A ello se suma que ha habido una fábrica de partidos  políticos y clubes electorales, que vienen siendo investigados. “En consecuencia estas conductas  que muestra el sistema electoral  pertenecen a un viejo estadio de la corrupción que nace  justamente con las reformas de la Constitución que hizo  Fujimori, para facilitarse el control del Gobierno”.
Para el candidato  esta situación preocupante se evidencia cuando juegan en ping pong los Jurados Especiales Electorales y el Jurado Nacional de Elecciones, como lo demuestra el caso Urresti.
Recuerda que en la elección anterior el citado candidato estaba limitado porque tenía una sentencia  que le impedía participar. Entonces el JEE lo separó y en el momento en que la campaña entra a su punto más caliente, el JNE interpreta  que ha quedado rehabilitado, y le permite continuar en carrera electoral.
“Eso hace que la decisión del organismo electoral y el mismo candidato tengan un gran impacto mediático y logren una gran cobertura que benefició, en este caso, a Urresti que así consiguió ser el más votado del Perú, gracias al voto preferencial. Y  eso es un patrocinio, no sé si casual o no pero que le hace un enorme favor al aspirante”.
En este sentido afirma que ahora ocurre lo mismo y que les permite victimizarse a los que están en cierta línea, porque una vez que son “maltratados y separados de la carretera electoral” el JNE los devuelve en medio de gran despliegue mediático.
Ante esta situación, Velarde dice que una de sus principales propuestas que llevará al Congreso de la República es  la reforma integral de la Constitución, o un nuevo pacto social de consenso,  como decía el presidente Paniagua, la reforma  del sistema electoral y del sistema de partidos.
Finaliza sentenciando que “en el Perú no podemos seguir haciendo política de esta forma; donde 68 de los 130 congresistas tienen investigaciones en la Fiscalía, Contraloría o el Poder Judicial. Es decir transitan los malos ciudadanos,  y se deja de lado a los buenos y eso tenemos que cambiar urgentemente”. (HGG)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: