VENEZOLANOS IMPONEN A BALAZOS SU LEY EN LIMA

Asaltantes vinculados al proxenetismo, tráfico de drogas se valen de la falta de autoridad para hacer disparos al aire y tienen en vilo a los ciudadanos limeños.

Vecinos de la urbanización Palao y de otras zonas de los distritos de Los Olivos y San Martín de Porres exigieron drásticas sanciones y la expulsión inmediata del país de la pandilla de venezolanos cuyos integrantes, drogados y alcoholizados, vienen realizando permanentemente disparos al aire en abierto atentado contra la vida de los vecinos y en desafío a las autoridades.

Las imágenes de la condenable acción de los extranjeros fueron difundidas en las redes sociales y diversas plataformas digitales por parte de algunos vecinos que expusieron su vida en peligro para grabarlos en momentos que disparaban sus armas.

Los  sujetos, que casi siempre están acompañados de féminas de la misma nacionalidad, son responsables de la peor ola  de asaltos a mano armada  que enfrenta la zona norte de Lima, y que abarca incursiones a unidades de transporte público para robar  las pertenecías de los viajeros, y obligar a muchas de sus compatriotas a ejercer la prostitución clandestina.

Alejandro M.E. vecino de 68 años, un tendero que teme las represalias de los ‘Pistoleros  de Palao’, como ellos mismos se hacen llamar, aseguró que los sujetos “realizan estas acciones de amedrentamiento” desde hace dos meses en pleno toque de queda, pero que desde hace una semana, al notar la falta de vigilancia policial y de autoridad, su accionar criminal es casi permanente.

El último episodio ocurrió el pasado fin de semana a la altura de la cuadra 9 de la calle Santa Clorinda, en la misma urbanización. En las grabaciones se ve a los delincuentes a realizando disparos al aire mientras gritan improperios y amenazas contra los vecinos para disuadirlos a que los denuncien.

Giannina I.R. de 25 años, trabajadora de una conocida tienda de departamentos, comentó que en dos oportunidades ha sido objeto de ataques verbales de agresivo contenido sexual por parte del sujeto “que se jacta de ser el cabecilla de la banda”.

Refiere que otras “dos madres de familia jóvenes fueron también  objeto de un intento de secuestro por dos venezolanos que trataron de  introducirla  a la fuerza a un hostal de la zona, a pesar que una de ellas llevaba de la mano a su hijo de cinco o seis años”.

La joven hizo saber a Guik.pe que muchas denuncias anteriores fueron puestas en  conocimiento del hoy candidato a la Presidencia Daniel Urresti, cuando era jefe del Serenazgo de la municipalidad del distrito de Los Olivos,  “pero que pese a sus promesas, nunca se interesó por enfrentar a los avezados delincuentes”.

Los denunciantes coinciden en señalar que ante la ausencia de autoridad  los venezolanos “toman los  parques y calles a partir de las ocho de la noche, no solo en la urbanización Palao, sino también en otros puntos de Los  Olivos como algunas esquinas  de las avenidas Huandoy, Dos de Octubre, Universitaria y Antúnez de Mayolo”, entre otras.

Los vecinos han centrado sus críticas no solo contra la incapacidad de las autoridades municipales y de serenazgo sino contra el gobierno central “por su manifiesta incapacidad y falta  de decisión política para imponer orden y hacer respetar la autoridad”.

Imagen

En un anterior informe, Guik.pe recogió declaraciones de la  activista venezolana Paulina Facchin que reconoció que el gobierno de Nicolás Maduro “había abierto las puertas de las cárceles de  su país a avezados delincuentes que ahora siembran el pánico en el Perú”.

“El chavismo nos  ha enviado la escoria y el gobierno peruano, el presidente Sagasti, al igual que lo fue Martín Vizcarra, es incapaz  de ponerle fin a la agresión de estos criminales contra los ciudadanos peruanos”, señaló Jorge Rentería, un docente residente en las  primeras cuadras de la avenida 2 de Octubre.

También lamentaron que el presidente de la ONG Unión Venezolana en el Perú, Óscar Pérez, permanentemente esté pidiendo perdón por los crímenes que cometen sus compatriotas en el Perú, sugiriendo a las víctimas  denunciar a esos malos venezolanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: