Verano 2021: Tres bebidas fáciles y saludables para refrescarnos en casa

 

 

Para esta temporada el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi), señaló que en algunas zonas de Lima la temperatura podría superar los 31 °C. Además, informó que el verano 2021 se extenderá hasta el 20 de marzo.

En ese sentido, y teniendo en cuenta que quedarnos en casa es una medida de prevención contra el contagio y propagación del virus de la Covid-19, la Lic. Georgina Ríos, nutricionista del Instituto Daniel Alcides Carrión, nos enseña a preparar 3 bebidas fáciles y saludables para mantenernos frescos en casa.

“En verano el calor aumenta y con ello nuestra temperatura corporal. Para regular esa situación nuestro cuerpo suda y perdemos líquidos, los cuales debemos reponer para evitar cuadros de deshidratación que pueden generarnos problemas como infecciones urinarias, estreñimiento, calambres musculares, fatiga, entre otros.”, explica la especialista.

3 bebidas refrescantes y saludables para preparar en casa

Limonada de fresas: Licuar las fresas y el hielo con la limonada ya preparada, servir y degustar. Es importante recordar que las fresas contienen fibra, que ayuda a regular los procesos digestivos y, además, ayudan a disminuir el nivel de colesterol perjudicial en la sangre por la gran cantidad de ácido ascórbico, lecitina y pectina que contiene el fruto.

Té helado con frambuesas: Cocer las frambuesas con el endulzante deseado a fuego lento, finalmente mezclar con el té ya preparado y poner a helar. Las frambuesas son ricas en calcio, potasio, vitamina B9 (ácido fólico) y vitamina C.

Manzanilla con lima, limón y naranja: Preparar una infusión de manzanilla, dejar enfriar y añadir las frutas picadas. En esta preparación encontraremos gran cantidad de vitamina C gracias a los frutos cítricos.

La especialista del Instituto Carrión señala también que es muy importante tener en cuenta que la necesidad de hidratación va a depender de diversos factores como la edad de cada persona. “Cada cuerpo tiene necesidades alimentarias distintas. En el caso de la hidratación sucede lo mismo y, por ejemplo, el requerimiento de líquido para un niño de 9 a 13 años es de 2.100/ 1.900 mL/día, mientras que para un adulto mayor el requerimiento es de 2.500/ 2000 mL/día”, explicó Ríos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: