VRAEM: Suben a tres los muertos tras enfrentamiento entre fuerzas del orden y columna terrorista

 

 

El Ministerio de Defensa y el Ministerio del Interior informaron que el Capitán EP Luis Marzal Huallanca, uno de los heridos evacuados de la zona, falleció en el Centro Médico de Emergencias de Pichari.

A tres subió el número de muertos que dejó una emboscada terrorista contra la patrulla del Comando de Inteligencia y Operaciones Especiales Conjuntas, en las alturas de la zona de Cuello, entre el distrito de Canayre, provincia de Huanta, región Ayacucho, y Vizcatán del Ene, provincia de Satipo, región Junín, en el Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM).

Mediante un comunicado conjunto de los ministerios de Defensa y del Interior, se informó que este viernes a la 1:30 p.m., el Capitán EP Luis Marzal Huallanca, quien fue uno de los heridos evacuados de la zona, sufrió una descompensación y falleció de un paro cardiaco súbito, en Centro Médico de Emergencias de Pichari.

“Las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional del Perú lamentan profundamente el fallecimiento del valeroso Capitán Marzal, que enluta a toda la familia militar y policial, y expresa sus más sentidas condolencias a sus seres queridos, al tiempo que reafirma su compromiso inquebrantable de seguir luchando por la pacificación de la zona del VRAEM“, señala el comunicado.

En vísperas, se dio a conocer el fallecimiento de dos efectivos, así como del rescate de cuatro heridos, quienes fueron llevados al mencionado centro médico, donde fueron atendidos y se mantenían estables.

Los otros dos fallecidos son el Suboficial de Segunda Gersson Samuel Cabrera Estrada y el Suboficial de Segunda Haddler José Lázaro Lino.

Según fuentes de RPP Noticias, la emboscada se dio luego que los efectivos de las fuerzas especiales encontraran un campamento de los remanentes senderistas del clan Quispe Palomino.

Y, mientras estaban rodeando el campamento, uno de los efectivos pisó una mina, originando que seis militares resulten heridos. Posteriormente se confirmó el fallecimiento de dos de ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: