WALDO MENDOZA EN #CADEX: “LA VACUNA ES EL ELEMENTO MÁS IMPORTANTE PARA LA RECUPERACIÓN MACROECONÓMICA”

 

 

Lima, enero de 2021.- Previo al COVID-19, el Perú ya había retrocedido cinco posiciones en el ranking WEF de competitividad entre 2017 y 2019. “En 2019, seguíamos a ‘mitad de tabla’. La baja competitividad del Perú se encontraría asociada a un menor bienestar para sus ciudadanos. El COVID-19 visibilizó y agudizó las debilidades”, indicó Fernando Zavala, Presidente del Consejo Privado de la Competitividad (CPC) en su presentación en el CADEx: Perú Compite 2021: Impulsar la competitividad para lograr mejores oportunidades para todos”. El Ministro de Economía y Finanzas, Waldo Mendoza, quien también expuso en el evento, resaltó que desde el MEF se viene poniendo énfasis en los cuellos de botella que traban los avances del Estado y en generar un entorno favorable para la inversión privada moderna que trae formalidad. El evento contó con la conducción de Elena Conterno, Presidenta de IPAE Asociación Empresarial.

En su presentación, Zavala dio un panorama sobre el estado de muchos servicios en el Perú en esta coyuntura. Por ejemplo, el sistema de salud peruano estaba en una precaria situación para enfrentar el COVID-19: a marzo de 2020 había 13 médicos por cada 10 mil habitantes, 0.3 camas UCI por cada 100 mil habitantes y 0.1 camas hospitalarias por cada mil habitantes.

En paralelo, indicó que muchas de las iniciativas del Congreso, que cuentan con escasa evidencia, configuran riesgos latentes que afectan el crecimiento y competitividad como las normas del retiro de aportes de la ONP, eliminar el régimen CAS o la nueva ley de promoción agraria. Todo esto, sumado a la pandemia, habría generado una caída promedio de 12,0% en el PBI y un retroceso de 10 años en la lucha contra la pobreza.

Para revertir estos indicadores, desde el Consejo Privado de Competitividad, Zavala presentó Perú Compite 2021, el tercer informe de competitividad de la institución, que ha puesto énfasis en la reactivación económica y en la mejora en la provisión de servicios públicos; el Informe está compuesto de 9 factores con más de 100 propuestas (2019-2021).

Según el estudio, los factores clave que deberían atenderse de forma inmediata son:

· Infraestructura: Desde 2010 no se puede ejecutar más de S/28 mil millones anuales, en promedio. Los recursos no ejecutados cada año ascienden, en promedio, a 2,0% del PBI.

Las principales propuestas son: Evitar la duplicidad de funciones creando un marco normativo integral que regule la participación de los distintos actores, identificando las entidades que deberían intervenir en cada fase. 30% menos pasos en el proceso de APP. Incorporar mecanismos alternativos para contratación de obra pública para proyectos de gran envergadura: acuerdos Gobierno a Gobierno y contratos de uso estándar internacional.

 

· Salud: 77,8% de los establecimientos de salud (EESS) del primer nivel tienen capacidad instalada inadecuada. El Minsa supervisa y asiste a 231 unidades ejecutoras de salud, poniendo en riesgo su rol rector.

Las principales propuestas son: Fortalecer y ampliar la oferta de salud, con énfasis en el primer nivel, a través de mecanismos como APP o G2G. Implementar las Unidades de Gestión de Ipress para la gestión de la prestación de los servicios de salud en Lima Metropolitana y regiones. Reducir la fragmentación de los fondos públicos de salud, para que el SIS maneje gradualmente un presupuesto mayor al actual. Cierre de la brecha entre las primas de los asegurados del SIS y EsSalud en un plazo de 5 a 10 años.

 

· Mercado laboral: En el Perú, los costos laborales no salariales promedio representan el 56,0% del salario bruto anual, posicionándolo en el tercer país en América Latina con mayor costo.

Las principales propuestas son: Implementar un régimen laboral temporal para la reactivación económica, que brinde facilidades de contratación y liquidez (con acceso temporal a los costos laborales de la pequeña empresa), aplique solo a las empresas más afectadas por el COVID-19 y cuente con mecanismos de transición hacia el régimen general. Simplificar los regímenes tributarios con un régimen único de impuesto a la renta (que integre el NRUS, RER, RMT y RG), que cuente con tasas marginales que crezcan de manera progresiva para no desincentivar el crecimiento empresarial.

De igual modo, el informe abarca análisis y propuestas alrededor de la Eficiencia del Sector Público, Sistema de Justicia, Capital Humano y Competencias, Logística, Ambientes de Negocios y Ciencia, Tecnología E Innovación. El informe se puede descargar en el siguiente link: https://www.compite.pe/wp-content/uploads/2021/01/Informe-de-Competitividad-2021-CPC.pdf

A su turno, Waldo Mendoza indicó en el CADEx que, para este 2021, se espera una recuperación vigorosa de la economía peruana a nivel de la región. Sin embargo, mencionó que en el inmediato plazo existe un dilema entre la atención y recuperación de dos sectores: Salud y Economía. En este sentido, dejó en claro que, en las circunstancias actuales, la salud es lo más importante: “Estas medidas (cuarentena) no son aisladas, son justificadas. Estamos tomando estas medidas con la expectativa de controlar la pandemia y de recuperarnos. Sin embargo, el único elemento que podría ponerle fin a este dilema es la vacuna. El gobierno está haciendo todos los esfuerzos para que la vacuna llegue”, contó.

Enfatizó, además, que otra de las amenazas que pone en riesgo la recuperación macroeconómica son las iniciativas legislativas que “entorpecen el medio ambiente para un renacimiento de la inversión privada y atentan contra la estabilidad fiscal”, mencionó.

Durante su intervención el titular del MEF evaluó el panorama macroeconómico en el corto, mediano y largo plazo. Sobre el corto plazo, refirió que antes de la llegada del virus de COVID-19 al Perú, la situación macroeconómica era una de las mejores en la región. Es por ello que el país tuvo la capacidad de responder de forma potente a nivel macro, en marzo del 2020: El Estado peruano (el Gobierno y Banco Central de Reserva del Perú) y el sector privado (a través de medidas de sacrificio de largo plazo como son la CTS y los fondos de las AFPs), pusieron el 20% del PBI para sostener la economía”, refirió.

En esa línea, destacó que desde el Ministerio de Economía y Finanzas se lanzaron varios programas de alivio tributario, iniciativas para proveer al Ministerio de Salud de los fondos necesarios para enfrentar a la pandemia, y política de apoyo para las familias más vulnerables. Asimismo, resaltó el papel del Banco Central de Reserva en la reducción de las tasas de interés, medida que la institución tomó a inicios de la pandemia en el 2020. “Ambas instituciones se juntaron para poner en marcha el programa Reactiva Perú, uno de los más importantes en esta coyuntura”, contó.

Sobre el crecimiento a mediano y largo plazo, el titular del MEF explicó que un país es más competitivo cuando es más productivo y que la experiencia internacional muestra que un país con una economía pequeña, como es el Perú, debe poner especial atención en tres elementos para poder crecer de forma sostenida: 1) Apertura, en lo que respecta a importaciones y exportaciones; 2) Fomento de la Inversión Privada, así que el Gobierno está obligado a generar las condiciones ambientales necesarias para incentivar la inversión; y 3) Productividad, que implica no solo invertir y aumentar el stock del capital, sino potenciar a la maquinaria y al trabajador para volverlos más productivos.

El economista evaluó que, a nivel de estabilidad macroeconómica, el Perú ha tenido un desempeño muy bueno en los últimos años. Sin embargo, a nivel de institucionalidad, infraestructura, capital humano y capacidad para innovar, otros cuatro elementos clave que funcionan como marco de referencia para medir la productividad, el país no ha crecido a la misma velocidad: “Estos elementos no han andado al ritmo de la estabilidad macroeconómica. Estamos avanzando, no a los pasos que hubiéramos querido, pero estamos trabajando en estos campos que son vitales para nuestro destino a mediano y largo plazo”, explicó.

Como cierre, Elena Conterno, presidenta de IPAE Asociación Empresarial, reflexionó sobre cómo la pandemia ha dejado en evidencia muchas deficiencias que el Perú atraviesa y ha agudizado muchas más, que es importante atender a corto, mediano y largo plazo. “Este hecho nos ha demostrado la importancia de mantener una estabilidad fiscal y de fomentar el trabajo conjunto entre instituciones públicas y privadas para sacar adelante muchas de las propuestas que los peruanos requerimos”, señaló.

Asimismo, la representante de IPAE hizo hincapié en fomentar la meritocracia en las instituciones públicas, lo cual daría mayor permanencia a las políticas que se implementen desde el Gobierno. Finalmente, resaltó lo señalado por el Ministro respecto de que el Estado debe generar un entorno favorable para el sector moderno y formal, que conlleve a un crecimiento en producción y en la generación de empleo formal, y que la rigidez extrema en lo laboral agudiza la informalidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: